Fue un partido ampliamente disputado y pese a la derrota se logró superar la IV Fase del Torneo Interligas y clasificar al cuadrangular final de Lima Metropolitana.

El frio resultado no explica lo sucedido en la cancha. Ni que desde los 20 minutos del primer tiempo el Cultural 13 de Enero jugaba con 10 hombres tras la expulsión (creemos que injustificada) de Ricardo Robladillo.


Unos datos a tener presente. Se jugaban 5 minutos del primer tiempo, y el árbitro sacó tarjeta amarilla a Robladillo por una falta contra un contrario. Bien sacada. Pero, a los 20, el player sanjuanino va a la disputa de un balón, y el árbitro consideró que hubo falta, y adiós. Los de San Juan se quedaron con 10 hombres. Desde ahí el equipo local se fue con todo al ataque, tratando de imponer un juego aéreo que fue bien conjurado por la defensa visitante.

Cerca de los 48 minutos, el buen delantero sanjuanino Christian Orbezo marcó el 1-0, y la tribuna visitante estalló de alegría. Inexplicablemente el de negro hizo jugar hasta cerca del minuto 51.


En el complemente, Los Reyes se fueron con todo a descontar, y a los 20’ del complemento logran la paridad. 


El cuadro chosicano acentuó su ataque, jugando fundamentalmente “al ollazo”, y producto de una desconcentración, se produce un mal rechazo, y 2-1. Era el minuto 35’ del segundo tiempo.

Los locales se fueron con todo, el cuadro sanjuanino con el apoyo de la hinchada, que se desplazo en un número superior a 100 hasta Chosica, defendió el resultado con uñas y dientes.


Cerca del minuto 88’, el cuadro local comete una falta contra Carlos “Ambulancia” Rodríguez, quien queda tendido en el gramado. Ante la desesperación, dos equipistas de Los Reyes pretenden sacarlo a la fuerza del gramado, y los jugadores del Cultural 13 de Enero tratan de poner paños fríos a la situación.


Sin embargo, la hinchada local empezó a tirar objetos y se produjo lo que parecía un conato de bronca, que fue a mayores; los locales atacaron a los visitantes; y el partido tuvo que suspenderse por falta de garantías.

Lo realmente curioso es que los hechos de violencia de los locales no pudieron contenerse, como correspondía, porque en el estadio chosicano solo habían dos policías, pese a que el reglamento de la Copa Perú dispone que el equipo local debe garantizar la seguridad, tanto de los contendores como de la hinchada visitante.


Pese a los hechos extradeportivos, el Cultural 13 de Enero logró su clasificación, y ahora a enfrentar al Cultural Estudiantil de Independencia.


Departamento de Prensa Club Cultural 13 de Enero

Fotos: Marco Olazabal

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here